Debido al nuevo decreto de emergencia relativo al COVID-19 no podemos mostrar esta página hasta nuevo aviso. Gracias por su visita.

¿Existen límites en las apuestas deportivas?

Especialmente los jugadores inexpertos y principiantes, que acaban de comenzar su aventura con las apuestas, pueden encontrarse con términos que pueden resultarles extraños. Precisamente uno de ellos es el límite de la casa de apuestas. ¿Qué oculta este término, con qué propósito las casas de apuestas imponen límites de apuestas a los jugadores y hay formas efectivas de evitarlos?

¿Cómo entender el límite de la casa de apuestas?

En primer lugar, cabe señalar que las casas de apuestas no suelen imponer estos límites con demasiada frecuencia, aunque esto no es motivo de orgullo para los jugadores. Esto se debe a que el límite lo fija el usuario de la casa de apuestas, que se beneficia del juego y gana con bastante regularidad. Aunque estos son sólo un pequeño porcentaje de los jugadores, ya que no más del 2-5% de los jugadores son capaces de ganar en las apuestas.

La mayoría de las casas de apuestas conocidas utilizan alguna herramienta de límite, incluso si la propia empresa asegura lo contrario. En las empresas que limitan a sus jugadores no es posible desarrollar un juego rentable. Esto es comprensible ya que las casas de apuestas no son organizaciones caritativas y su principal objetivo es ganar dinero. Aun así, no existe ningún tipo de justificación para aplicar dichas prácticas.

Al igual que el jugador tiene que contar con una derrota, la casa de apuestas debe ser justa con el jugador y, si cumple las reglas, debería interferir lo menos posible en su juego. De esta forma el límite dificulta la obtención de beneficios e implica una gran reducción de la cantidad máxima de la apuesta. Si un jugador apuesta más del límite, de su saldo sólo se le cuenta la cantidad que no rebasa el límite actual. Entonces el empleado de la casa de apuestas aplica una de las tres soluciones aceptadas, es decir:

  • aceptar toda la apuesta que rebasa el límite,
  • aceptar parte de la apuesta que rebasa el límite,
  • rechazar la apuesta que rebasa el límite.

Dos tipos de límites: globales y personales

Existen dos tipos de límites en las casas de apuestas:

  • globales
  • personales

Límites personales

Los límites individuales son medidas de prevención aplicadas por las casas de apuestas a jugadores lucrativos que le suponen una amenaza. Puede esperarse en jugadores con un yield positivo en una determinada casa de apuestas. Además, suelen imponer límites individuales a las cuentas de aquellos jugadores que buscan los llamados surebets. Dependiendo de la forma del jugador y de la política de la empresa, el límite personal puede variar en el tiempo: a corto o largo plazo, aunque suele ser fijo. Su gran diversidad también puede depender de la propia casa de apuestas. No tienen que afectar a toda la oferta de la casa de apuestas, sino que, p. ej., se reducen a una disciplina concreta o, incluso, a una liga en la que un determinado jugador se haya convertido en un experto. En resumen, un jugador puede sufrir un límite en su cuenta personal si:

  • sus ganancias den la casa de apuestas superan a las pérdidas,
  • ha engañado a la casa de apuestas,
  • ha jugado surebets o realizado apuestas inusuales (que indiquen una apuesta a surebets),
  • ha realizado apuestas altas a eventos de nicho,
  • se ha aprovechado de los errores de la casa de apuestas.

Límites globales

Mucho menos frecuente es la aplicación de límites globales. En este caso, la apuesta máxima no depende del yield del jugador, sino del propio evento. La casa de apuestas impone límites por el bien de su negocio y, si no fuera así, los beneficios de las ganancias podrían superar los ingresos de la empresa.

Existen diversos límites globales dependiendo de la cuota de la apuesta. Suelen aplicarse a disciplinas o ligas menos populares, p. ej. ligas europeas inferiores, donde es más probable que aparezcan casos de corrupción. A menudo los límites globales de los eventos de nicho se limitan a unos pocos cientos, decenas o incluso una docena o más de euros por apuesta, lo que no permite unas grandes ganancias, incluso si se conoce el resultado antes de que comience el evento. Las ligas de fútbol que cuentan con una mayor popularidad suelen tener los límites más altos: Premier League, Bundesliga, Serie A y La Liga. En los eventos de estas ligas, siempre y cuando el jugador no tenga un límite personal, pueden apostarse grandes cantidades que, a veces, alcanzan la apuesta máxima de la casa de apuestas.

Las casas de apuestas aplican estos límites globales para que cada evento les garantice un porcentaje de beneficio (margen). De esta forma, un jugador no puede apostar más a un determinado encuentro que los jugadores que apuestan por el resultado contrario, para así compensar las pérdidas.

¿Cuándo los límites son especialmente incómodos?

Hay casas de apuestas que muestran el límite del evento seleccionado antes de hacer la apuesta. Esto implica una gran ventaja, ya que el jugador sabe cuánto puede invertir en la apuesta incluso antes de jugar, por no hablar del depósito necesario. Por desgracia, la mayoría de las casas de apuestas no utilizan esta opción y solo muestran el límite una vez realizada la apuesta. Esto es un gran inconveniente de dichas casas de apuestas, especialmente para los jugadores profesionales. Puede resultar que, debido al límite, la mayoría de los fondos depositados deben permanecer en la cuenta y existe la obligación de apostarlos antes de poder retirarlos. De esta forma habrá que jugar una apuesta que no estaba en el plan original o, en su caso, congelar el capital y esperar con los fondos en la cuenta hasta que aparezca un evento en la casa de apuestas, que merezca la pena jugar a la cuota establecida.

Los límites también son peligrosos para aquellos jugadores que utilizan ciertos sistemas, como la progresión. En este sistema la apuesta puede llegar a un nivel no aceptado por la casa de apuestas para un determinado evento. Esto suele terminar con el hecho de que incluso ganar no compensa todas las pérdidas sufridas por el jugador en los niveles anteriores del sistema.

¿Es posible saltarse los límites de una casa de apuestas?

No es posible saltarse los límites globales de una casa de apuestas. Por otra parte, el jugador puede desarrollar una política de juego que evite los límites personales. Basta con recordar algunas reglas básicas:

  • evita jugar con apuestas compuestas, juega por cantidades redondeadas a números enteros,
  • no juegues va banque, sino hasta un 25% de los fondos de la cuenta de depósito,
  • realiza la apuesta poco después de que se abra el mercado,
  • no apuestas grandes sumas a eventos poco populares,
  • reduce la frecuencia de retirada de fondos,
  • abre una cuenta en decenas de casas de apuestas, o al menos en varias de ellas.
  • apuesta en casas de apuestas con límites altos o que no tengan límites.

Conclusión

Los límites en las apuestas son un elemento inseparable de aquellos jugadores que ganan regularmente en las apuestas. Este es uno de los numerosos trucos utilizados por las casas de apuestas, que siempre tienen una ventaja sobre el jugador y quieren minimizar sus ganancias. Los jugadores que quieran evitarlos deberán seguir las reglas mencionadas anteriormente. Lo más sencillo es elegir empresas que no limiten a sus jugadores o que tengan límites muy altos, como Pinnacle Sports o casas de apuestas asiáticas, aunque éstos no son una excepción.

Noticias relevantes