Debido al nuevo decreto de emergencia relativo al COVID-19 no podemos mostrar esta página hasta nuevo aviso. Gracias por su visita.

Contrarrestar apuestas

Sólo un 2% de los jugadores ganan en las apuestas deportivas. Esto suele deberse a una estrategia mal elegida, aunque también al hecho de que el jugador no siga las reglas. Para alcanzar el objetivo, también es crucial conocer los conceptos del mundo de las apuestas, lo que puede facilitar la victoria. Uno de ellos es el de contrarrestar las apuestas. ¿Qué es la llamada contra?

¿Qué significa contrarrestar las apuestas?

Una contra es una apuesta a un resultado opuesto al que el jugador realizó con anterioridad Si piensas que no tiene sentido contrarrestar las apuestas, intentaremos que te des cuenta de que es totalmente lo contrario. La contra suele funcionar con gran frecuencia y, lo que es más importante, te permite ganar independientemente del resultado de un evento determinado o, al menos, minimizar las pérdidas.

Se pueden contrarrestar apuestas tanto en cupones individuales, como en cupones acumulados (AKO). Si es un cupón AKO, la contra suele realizarse antes del partido cuando aún no se ha jugado el último encuentro del cupón. En las single, se puede apostar la contra EN VIVO o antes del encuentro, por ejemplo, cuando las probabilidades de un determinado evento se han invertido.

¿Cuándo contrarrestar la apuesta?

Es imposible dar una respuesta clara sobre cuándo contrarrestar las apuestas, ya que esto depende de diferentes factores. A menudo los jugadores no se deciden a contrarrestar, ya que de esta forma reducen sus posibles ganancias. No faltan situaciones que terminan con pérdidas y el jugador no gana nada en absoluto, sino que pierde todo el dinero invertido.

¿Os ha ocurrido que un cupón compuesto de varios o incluso decenas de eventos resultó fallido por una apuesta errónea a uno de los eventos? Seguro que sí. Supongamos que tenéis un cupón que consta de diez eventos y has acertado nueve de ellos. Si sólo os queda un partido en el cupón, puedes decidir contrarrestarlo, así que apuesta al resultado opuesto al que esperabas originalmente. Por supuesto, las ganancias no serán tan impresionantes, pero ganareis sin importar el resultado del encuentro.

Algo distinto ocurre al contrarrestar singles. Entonces la contra debe hacerse durante el partido y cuando el resultado se desarrolla conforme a las suposiciones previas al partido. Si un equipo va ganando, las probabilidades del oponente serán tan altas que la contra es una buena opción. La excepción es cuando incluso antes del partido las probabilidades del evento se han invertido totalmente, lo que puede deberse a una ausencia, aplazamiento de un partido, etc. De esta forma puedes generar beneficios independientemente del resultado del encuentro, o al menos protegerte de perder la apuesta.

¿Qué formas de contrarrestar una apuesta existen?

En términos generales, distinguimos dos tipos de contra:

  • contra para garantizar beneficios: garantiza unos beneficios independientemente del resultado del evento. Estos no deben ser los mismos, aunque por regla general la apuesta se calcula de tal forma que, independientemente del resultado del partido, las proporciones de ganancias se distribuyan por igual.
  • contra para recuperar la apuesta: la apuesta de la contra se elige de forma que se recuperen las cantidades invertidas en ambas apuestas (primaria y contra). La apuesta no genera ninguna ganancia, aunque tampoco ninguna pérdida.

¿Cómo calcular la apuesta de la contra?

La clave está en calcular la apuesta óptima de la contra. Lo mejor es servirse de un ejemplo.

Contra para apuestas acumuladas: beneficios en una proporción de 50-50%:

Modelo: apuesta de la contra = posible ganancia del cupón/cuota cuando el resultado sea opuesto al último evento

Partido 1: Equipo A – Equipo B – 1 (1,60) – ganancias
Partido 2: Equipo A – Equipo B – 1 (1,70) – ganancias
Partido 3: Equipo A – Equipo B – 1 (2,30) – antes del inicio (cuota para el adversario – 2,70)

Apuesta: 100 EUROS
Cuota: 6,26
Posibles ganancias: 626 EUROS

De esta forma es muy sencillo calcular la apuesta de la contra:

1. Dividimos las posibles ganancias entre la cuota del evento (626/2,7 = 231 EUR).
2. Calculamos la cantidad invertida en las apuestas (100 EUROS + 231 EUROS = 331 EUROS).
3. Calculamos cuánto ganamos tras jugar la contra (626 EUROS – 331 EUROS = 295 EUROS).

Contra para recuperar la apuesta:

Partido 1: Equipo A – Equipo B – 1 (1,60) – ganancias
Partido 2: Equipo A – Equipo B – 1 (1,70) – ganancias
Partido 3: Equipo A – Equipo B – 1 (2,30) – antes del inicio (cuota para el adversario – 2,70)

Apuesta: 100 EUROS
Cuota: 6,26
Posibles ganancias: 626 EUROS

El objetivo del jugador es recuperar lo que invirtió en su primera apuesta y en la contra.

Modelo: apuesta de la contra = cuota de la apuesta inicial/(cuota del evento opuesto al último − 1)

1. Calculamos la apuesta para recuperar los 100 EUROS invertidos + la cuota de la contra: (100 EUROS/1,7 = 58 EUROS).
2. Calculamos cuáles serán las ganancias de la contra: 58 EUROS x 2,7 = 156,60 EUROS.

Si la contra es acertada el jugador no perderá casi nada (158 EUROS – 156,60 EUROS = 1,4 EUROS). Si acierta el primer cupón gana 468 EUROS limpios (626 EUROS – 100 EUROS – 58 EUROS = 468 EUROS).

Contrarrestar apuestas y cerrar antes de tiempo

Existen muchas casas de apuesta en el mercado que ofrecen la opción cash-out. Es la capacidad de cerrar las apuestas antes de tiempo, lo que muchos jugadores asocian a una contra. Es una opción interesante que no te obliga a hacer otro depósito y apostar.

Por una parte la función cash-out es bastante beneficiosa. Especialmente porque el jugador no pierde tiempo, algo crucial si se trata de una apuesta en vivo en la que la situación puede cambiar rápidamente. Si un jugador aún tiene que realizar un depósito, aunque tarde poco haciendo una transferencia instantánea, la situación en el campo puede cambiar y no será rentable.

Sin embargo, el hecho es que las apuestas cerradas con cash-out no proporcionan el mismo nivel de ganancias que la contra. Aunque el algoritmo para calcular las ganancias al cerrar las apuestas está clasificado, la contra es más rentable. La función cash-out puede utilizarse cuando queda más de un evento por resolver.

Por tanto, contrarrestar las apuestas es efectivo y merece la pena. Garantiza beneficios, independientemente del resultado del evento. Aunque las ganancias sean menores de lo que se esperaba originalmente y, a veces, es sólo una parte de la apuesta, si es posible, vale la pena contrarrestar las apuestas. Se puede comparar a apostar por surebets. También en este caso, los beneficios son desproporcionadamente pequeños, si los comparamos con la inversión, aunque casi siempre proporcionan alguna ganancia.

Noticias relevantes